Nery Persichini | El Gobierno emitirá bonos atados al dólar
137
post-template-default,single,single-post,postid-137,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El Gobierno emitirá bonos atados al dólar

Declaración en nota publicada en La Nación el 13/08/2015.

No ajeno a la demanda de activos dolarizados que existe en el mercado, el Gobierno volverá a ofrecer a los inversores bonos en pesos atados a la evolución del tipo de cambio, para así recaudar fondos frescos y seguir financiando el creciente déficit fiscal.

Tras realizar desde marzo pasado ocho emisiones de bonos en pesos (los Bonac), el Tesoro anunció que el martes próximo intentará recaudar el equivalente a US$ 500 millones mediante la colocación de Bonad, que son títulos en pesos pero atados al precio oficial del dólar (dollar-linked, en la jerga financiera), y en este caso, con vencimiento en 2017.

«El Gobierno venía emitiendo los Bonac, y encontró cierto tope por la expectativa de devaluación», dijo Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment. «Con lo cual le quedaban dos opciones: emitir bonos como el Bonar 24 [que es en dólares], pero habilitando que se pueda suscribir en pesos, lo que es complicado desde el punto de vista político, o esta opción. Para el mercado, es muy bueno, porque va a haber más mercadería de un tipo de activos que son más bien escasos», explicó.

Ya en 2014, Economía había emitido dos series de bonos atados al dólar, los Bonad 16 y los Bonad 18. Ahora, con los nuevos Bonad 17 completaría el menú. En Economía no respondieron a las llamadas de LA NACION para conocer sus argumentos al respecto.

«Los instrumentos dollar-linked vienen muy buscados por los inversores desde hace un mes, como una forma de protegerse de la devaluación», coincidió Gustavo Santarelli, analista de renta fija de Capital Markets. El año pasado, recuerda Santarelli, cuando Economía emitió el Bonad 16 y el 18, también lo había hecho con éxito. En ese entonces, había licitado US$ 500 millones y había terminando emitiendo US$ 1000 millones.

Los Bonad 17 pagarán el capital al vencimiento y ofrecerán además una tasa de 0,75%, que se pagará semestralmente, y que se sumará al diferencial que el inversor vaya a obtener por la devaluación del dólar oficial.

El Gobierno se ha vuelto este año mucho más activo en el mercado de capitales para poder financiar parte del déficit fiscal, que este año se proyecta entre un 6 y un 7% del PBI.

«No sé si veo una estrategia financiera tan organizada por parte del Gobierno, sino que está buscando la lata que le falta», dijo Nery Persichini, economista de Inversor Global. «Hay una presión impositiva de más del 40%, una emisión de entre 35 y 40%, y al mismo tiempo el endeudamiento externo está trabado por Griesa. Con lo cual sólo le queda emitir bonos locales. La Argentina tiene una baja tasa de endeudamiento en pesos respecto del PBI.»

No obstante, de concretarse el pronóstico de devaluación de 40% que descuentan los operadores de futuros en Wall Street, los Bonad serían una carga no menor para el próximo gobierno.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.