Nery Persichini | Buscando valor en la renta fija
665
post-template-default,single,single-post,postid-665,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Buscando valor en la renta fija

renta fija

En las últimas semanas, distintos acontecimientos le dieron vida a la renta fija. El dato de inflación de mayo publicado por el Indec le inyectó vitaminas a los títulos atados al CER. En tanto, el salto de 10% del tipo de cambio de fines de junio puso a los títulos en dólares nuevamente a la vanguardia. Tras este reacomodamiento, ¿a qué instrumentos puede recurrir un inversor que busca valor?

La respuesta al interrogante plantea múltiples alternativas. Dentro de esta variación, la mejor opción depende del perfil de riesgo y objetivos de inversión. A grandes rasgos, el espectro de bonos con valor podemos desglosarlo en dos grupos según su madurez.

Bonos de corto plazo

En este horizonte, los títulos en dólares tienen un peso importante. Aquí, el Bonar X (AA17) ha perdido influencia en el último tiempo. A solo nueve meses de su vencimiento, el AA17 ofrece una TIR apenas superior al 3%. El heredero a ocupar su lugar hegemónico dentro del horizonte a menos de un año es la flamante Letra del Tesoro que se licita esta semana. Con una TIR de 3,95% en dólares, este instrumento «zero coupon» promete acaparar la atención de los ahorristas que buscan ingresos en moneda dura.

Dentro de la familia de títulos relacionados al tipo de cambio, también se muestran atractivas las variantes dollar-linked, que pagan en pesos de acuerdo a la devaluación. Por rendimiento, sobresalen los subsoberanos. Además de cobertura, bonos como los de Ciudad de Buenos Aires 2018 (BDC18), Córdoba 2017 (CO17) y Neuquén 2018 (NDG18) ofrecen TIR’s superiores al 5%.

Títulos de largo plazo

Al extender la mirada, el inversor puede encontrar valor en una mayor cantidad de activos de renta fija de acuerdo a sus expectativas de inflación y de devaluación. Si espera que la evolución de los precios sea descendente y el tipo de cambio no tenga grandes fluctuaciones, una apuesta correcta es posicionarse en títulos que ajustan por CER. A pesar del rally que éstos vivieron en los últimos dos meses, conservan spreads sobre inflación que son todavía seductores. En este contexto, se destacan el Discount en pesos (DICP) y el Par en moneda local (PARP) con márgenes superiores al 4%.

Finalmente, si el inversor tiene en mente un salto mayor del tipo de cambio, entonces en el segmento dolarizado encontrará las mayores oportunidades. En particular, en los bonos de mayor duration. Sacando del análisis a los nuevos títulos emitidos por el Gobierno para salir del default (cuya denominación mínima es US$ 150.000), un inversor con un capital modesto puede apostar por los títulos Discount (DICY) y Par en dólares (PARY), ambos en Ley Nueva York, que rinden entre 6% y 7%. Los motivos se asocian a la posibilidad concreta de obtener ganancias de capital vía compresión de spreads (se volverían títulos muy buscados por los fondos internacionales si Argentina recuperara el status de emergente) y de beneficiarse del «carry» que otorga la elevada tasa de cupón, en especial la del DICY.

Columna publicada en El Economista el 07/06/2016.

160707 Buscando valor en la renta fija

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.