Nery Persichini | Economía
6
archive,paged,category,category-economia,category-6,paged-4,category-paged-4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Los inversores en Argentina recalcularon su GPS ante un escenario que era insospechado hace unos meses. Ahora, se mueven en un terreno en el que los pesos ofrecen una generosa recompensa y el dólar parece haber perdido el atractivo. En otras palabras, la decisión de...

El 23 de diciembre tuve el gusto de participar en Café Financiero como columnista invitado. Conversé sobre lo sucedido en los mercados de capitales durante la semana, analizando las primeras consecuencias de la liberación del cepo. También hablé sobre el cambio de Ministro de Economía en Brasil...

Columna publicada en El Economista el 20/11/2015. La renta fija no es ajena a la euforia del mercado y, de forma similar a las acciones, presentan un año brillante que será difícil de olvidar. Se registraron subas generalizadas tanto en bonos en pesos como en dólares y,...

Columna publicada en El Economista el 06/11/2015. La noticia del balotaje revolucionó la Bolsa. Las acciones tuvieron un rally con gran volumen alimentado por renovadas dosis de optimismo entre los inversores. Brillaron los papeles de exportadoras, bancos, energéticas, constructoras, agroalimentos y economías regionales. Las expectativas que operan...

Los argentinos estamos acostumbrados a convivir con la inflación. Fuimos marcados a fuego por la historia de los años 70 y 80. Más acá en el tiempo, el firme y elevado aumento de precios volvió a poner el dedo en la llaga reavivando viejos y conocidos hábitos de inversión.

Los años recientes tuvieron un sesgo inflacionario muy grande. En primera instancia, la tasa de inflación empezó a mostrar signos de aceleración cuando aún existía ese fenómeno atípico en economía llamado “superávits gemelos”. El excedente de dólares que traía la balanza de pagos era comprado por el Banco Central, que emitía pesos en contrapartida.

El conflicto con los fondos buitre está llegando a instancias definitivas. En el caso de que no se llegue a un acuerdo antes del próximo 30 de julio, Argentina entrará en default. Las idas y vueltas de esta semana en las negociaciones entre ambas partes, mediadas por Daniel Pollack, no hicieron otra cosa que generar mayor presión e incertidumbre. Si bien se observa que los mercados aún “confían” en que habrá un acuerdo (no hubo ventas masivas de activos argentinos), esa convicción es cada vez más débil e inestable.